Descubre los ejercicios de Kegel para mujeres

¿Tienes problemas de incontinencia urinaria? ¿Vas a tener un niño y quieres fortalecer tu suelo pélvico? ¿Quieres mejorar tu vida sexual? Pues hoy te enseño cómo hacerlo gracias a los ejercicios de Kegel. Y es que el suelo pélvico se puede debilitar por el deporte, por la menopausia, por embarazo y parto e incluso por herencia. De ahí que hacer estos ejercicios sea fundamental para que esté en perfecto estado.

Aunque también sirven para hombres, lo suelen llevar más a la práctica las mujeres. Yo los he hecho en alguna ocasión y la verdad es que me parecen muy llamativos y fáciles de realizar.

Origen y beneficios de los ejercicios de Kegel

Estos ejercicios fueron creados por Arnold Kegel en 1948 para combatir la incontinencia urinaria, pero con el paso de los años doctores y pacientes se han ido dando cuenta de que tenían otras aplicaciones en la salud y en la vida sexual de las personas.

Si eres una mujer, además de los beneficios en tu salud y en tu vida sexual, si tienes tus músculos pélvicos fuertes, tendrás un parto más fácil, ya que suele ser más corto y tendrás que hacer menos esfuerzos para empujar.

Cómo hacer los ejercicios de Kegel

Para hacer un ejercicio de Kegel, debes apretar como si fueras a orinar y luego contraer y contener las ganas. Los músculos que notes que se tensen son los que vas a trabajar con este ejercicio. Si te resulta más fácil, puedes hacerlo cuando vayas a orinar. Empieza y, una vez estés haciendo pis, para y siente cómo los músculos de la vagina se ponen firmes y se desplazan hacia arriba.

Ya sabes cómo es el movimiento. Ahora tienes que repetirlo tres veces al día. Para ello siéntate o túmbate (siempre con la vejiga vacía). Aprieta los músculos durante 7 segundos aproximadamente y relájalos durante otros 10. Repite 10 veces el movimiento y habrás terminado.

¡Tan fácil como esto! Yo los suelo hacer por la mañana, a la hora de comer y antes de ir a dormir.

Pero al igual que ocurre con el resto de los músculos, debes tener cuidado porque si los trabajas demasiado puedes tener problemas en un futuro. ¡Anímate!

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.