¿Te has apuntado ya al gimnasio y es el primer día que vas? No te preocupes, puede ser que vayas un poco perdido al ser la primera vez y no sepas qué ejercicios hacer.

Si en realidad es la primera vez que vas en tu vida, te aconsejo que preguntes a un monitor y le pidas ayuda. Él podrá explicarte los ejercicios que debes realizar, incluso te diseñará una tabla para tus propósitos.

La ayuda de un monitor es fundamental para los principiantes porque debe enseñarte bien los movimientos a realizar. Créeme que en realidad son fáciles, pero hay que tener en cuenta ciertos matices para evitar lesiones que pueden dejarte bien fastidiado por mucho tiempo.

Así pues, si eres totalmente novato, pide asesoramiento. Ahora bien, es indispensable que luego tú mismo investigues por internet diversas rutinas y ejercicios, los cuales difícilmente verás en los gimnasios comunes. Es decir, el autoaprendizaje es fundamental bajo mi punto de vista, pues realmente te hará progresar.

¿Qué rutina me darán?

Por norma general, se suele diseñar una “rutina Weider” en honor a Joe Weider, quien decía en resumidas cuentas que había que hacer muchos ejercicios diferentes para ejercitar ciertos músculos.
En la práctica esto hará que un día tengas que hacer 4 ejercicios para pectorales y 4 más para bíceps. Otro día tendrás que hacer 4 ejercicios para espalda y 4 para triceps … Todo esto siempre acompañado de muchas series, repeticiones (del orden de 12 a 15) y con pesos cada vez mayores.

Por ahora, si este es tu caso, no te calientes la cabeza y sigue esos consejos. Más adelante explicaré algunos sistemas de entrenamiento que pienso que son mejores, pero tú eres alguien que está empezando y lo importante es que comiences a desoxidar todos esos músculos, así que esa rutina que te aconsejen está bien.

¿Qué pasa si ya tengo cierta experiencia?

Si eres una persona que ya ha ido al gimnasio en otras ocasiones y que ahora lo está retomando después de mucho tiempo, mi consejo es bien sencillo.
Durante los primeros días, no lleves una rutina estricta. Quizás recuerdes cómo te ejercitabas en la última época de tu estancia en el gimnasio, pero ahora sabes que ni de broma puedes hacer esos ejercicios ni levantar esos pesos.

Aunque te parezca un poco extraño, intenta hacer varios ejercicios de todos los músculos posibles, aunque no lleves una rutina definida. Es decir, si un día haces 1 ejercicio para pecho, luego espalda, luego hombro y un último ejercicio de piernas, pues muy buen día aprovechado. Al día siguiente, haz algo parecido. Es decir, intenta que durante la primera semana tu cuerpo se acostumbre de nuevo al ejercicio, y coge agujetas en todos los músculos de tu cuerpo. De esa manera, en 10 días estarás de nuevo listo para llevar una rutina ordenada y meticulosa que te haga progresar.
Además, descubrirás lo que se denomina “memoria muscular”. En muy poco tiempo verás que te encuentras casi igual de bien a como te encontrabas antes. Quizás este concepto merezca un artículo aparte.

Resumiendo: Si es la primera vez que vas a un gimnasio a hacer pesas, sigue los consejos del monitor pero tú mismo intenta formarte investigando por tu cuenta. Si eres alguien que ya tiene cierta experiencia y ha retomado las pesas, ejercita todos los músculos durante la primera semana con pesos moderados para que tu cuerpo vuelva a acostumbrarse al ejercicio y aprovechemos la memoria muscular. Ya habrá tiempo de hacer una rutina minuciosa en muy pocos días.

Ejemplo de rutina

Para la gente que realmente es su primer día de gimnasio, quiero exponeros cuál es una rutina típica de principiante.

Deciros que si no os gusta la distribución, no debéis preocuparos. Estas rutinas de principiante se pueden amoldar a vuestros gustos, incluso a los pocos días de empezar en el gimnasio podréis hacer ejercicios diferentes. Ahora bien, olvidáos de “darlo todo” y manejad pesos pequeños. Ahora lo importante es acostumbrar al cuerpo al ejercicio, y aprender la técnica correctamente. Nada de hacer el bestia, que os podéis hacer daño.

* Calentamiento: 10 minutos de elíptica.
* Ejercicios de abdominales: 4 series de 15 (algunas veces os recomiendan distintos tipos de ejercicios).
* Ejercicio de musculación: Unos 40 minutos en total (un día seguramente harás pecho y bíceps, otro espalda y tríceps y otro día pierna y hombro).
* Ejercicio aeróbico: Unos 20 minutos del que más te guste (por ejemplo bicicleta estática).

En mi caso en particular, esta distribución es la que yo hacía cuando empecé en el gimnasio, pero ahora llevo una rutina totalmente diferente.

Bajo mi punto de vista, es importante realizar una rutina parecida a esta durante un tiempo prudencial. Por último, decirte una última cosa: Si acabas el entrenamiento y la sensación general que tienes no te gusta, por favor, sigue dándole más oportunidades. Te aseguro que con el paso de los días vas a cogerle el gusto al gimnasio, y vas a agradecer mucho el no haber tirado la toalla a la primera de cambio. Recuerda estas palabras y ya me contarás si es verdad que tenía razón o no

Logo_footer   
     © 2015 Copyright Comfamiliar

Siguenos:         QdosNetwork

Abrir chat
1
Close chat
Click en el botón empezar :)

Empezar